POKER GONZALEZ

Hace 18 años Chicago goleaba 4-0 a Sarmiento, como visitante, con una obra maestra de Gustavo González. En aquel entonces, como actualmente, el Verde de Junin llevaba un largo invicto en el Eva Perón y debió cederlo ante el Torito de Motta, Burela, Grecco, Fernández, Almirón, Gomito, Pino y compañía...
Gustavo y El Resero,  dos monumentos de Mataderos. (Sólo Fútbol).

"Gonzalito" lograba lo imposible cuando tenía la camiseta de Chicago. Comparte con Piro Calandria la exclusividad de ser los mejores amigos del gol verdinegro. Gustavo González nunca fallaba, siempre tocaba la red con sus remates y realizó hechos históricos. Uno de ellos ocurrió el sábado 5 de marzo de 1994, en Junín. Y eso que era impensado... Se había perdido el clásico con All Boys (1-2), en Mataderos, y llegaba un duelo exigente: Sarmiento, en el estadio Eva Perón, donde acumulaba 27 partidos invicto.

El equipo de la temporada 1993/94 se encuentra entre los mejores de la historia verdinegra por rendimiento y carácter. Desde la asunción de Rodolfo Motta, le había quitado el invicto a Gimnasia de Jujuy (1-0), goleó y paseó a Deportivo Morón (6-0) y obtuvo buenos triunfos ante Instituto (2-1) y Atlético Rafaela (4-1). Todos estos logros ocurrieron en Mataderos, faltaba un impacto como visitante, en mayor medida tras la derrota con All Boys...

Sólo Fútbol destacó su logro.
Sarmiento quería dominar la escena, hasta que a los 7 minutos se generó un contraatque: corrida solitaria de González que derivó en un empujón de Gustavo Olavarriaga, defensor local. Penal y gol para Chicago, o sea, festejo de "Gonzalito". Un ratito después, tras un tiro libre, "Cubanito" Fernández asistió al 11, quien en pleno corazón del área controló y definió con un toque sutil ante el achique del arquero Salvaggio. El Torito se lucía, superaba ampliamente a Sarmiento. A los 29', un pared entre Horacio García y Gustavo Conte finalizó con un pase a la red del goleador verdinegro, el Verde de Junín (vestido con camiseta roja) estaba mal herido. Y todavía había tiempo para más...

"¿Si esperaba convertir cuatro goles? Uno siempre imagina lo mejor, tienlas mejores expectativas, pera la verdad es que no hubiera creido que iba a hacer cuatro", sostuvo la figura del partido a la revista Sólo Fútbol. Hasta ese entonces en el Nacional B, sólo Abel Blasón (para Belgrano y Quilmes) y Gilmar Villagrán (Lanús) habían metido cuatro tantos en un partido. A esa lista se sumó Gustavo González. El último gol llegó a los 41' del PT. Luego de otra asociación, en este caso de García con un jovencito Christian Gómez (18 años), quien colocó un centro a la cabeza de "Pino", para que lograra su póker. Ese encuentro fue perfecto, un minuto después Rodrigo Burela le atajó un penal a Tomino. Gran victoria de Chicago en Junín.

Este acontecimiento histórico tuvo como antecedente inmediato los cuatro de Jorge "Gallego" Pérez a El Porvenir (4-2), el 5 de diciembre de 1965. La dimensión real de "Gonzalito" lo dan sus números, en aquel entonces llevaba 18 goles en 25 fechas de la temporada 93/94 del Nacional B. Un goleador de raza que es sinónimo de gol en nuestra institución. Gracias, Gustavo.

Fotos: Revista Sólo Fútbol. 

Comentarios

  1. Que grande Gonzalito, este si que tiene sangre verde u negra !!! hay que hacerle algun reconocimiento, alguna tribuna o sector con su nombre, o que esté ligado al club de alguna manera... El si que quiso y defendio a la verdinegra como jugador y como hincha.
    Al loco lo tengo en mi TOP TEN de jugadores de Chicago.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, en breve será publicado en la página. Abrazo!