BAHIA VERDINEGRA

El 16 de marzo de 2003 Chicago le ganó a Olimpo por la quinta fecha del Clausura, en la primera visita al Aurinegro de Bahía Blanca. Goles de Carreño, Tilger y Santana para el delirio de 3.000 hinchas.

Verde y negro fue el color dominante en Bahía Blanca. (Glorioso Chicago).

“Ese final, con los jugadores arrojando sus camisetas a la hinchada, terminó por unir a los grandes protagonistas de la tarde. A los que juegan y a los que nunca dejan de alentar”, describió el diario "Clarín". La felicidad fue plena porque Chicago ganó una final en la lucha por el descenso ante Olimpo, en Bahía Blanca, con goles de Ariel Carreño, Daniel Tilger y Jonathan Santana. Ese equipo dirigido por Néstor Gorosito venía de racha en ese Clausura 2003, antes había vencido a Lanús (2-1) como visitante, y le dio una paliza (4-1) a Gimnasia (La Plata), en Mataderos. Esta seguidilla le posibilitó salir del descenso directo, a donde llegó tras reunir escasos 15 puntos en el Apertura 2002.

La primera visita a Bahía Blanca fue contundente en el juego y en las tribunas, con el aliento de 3.000 hinchas. “Ni el hincha más optimista hubiera imaginado una cosa así (…) Este Chicago triunfal, que no es brillante pero sí un equipo muy ordenado y muy sólido, con tres o cuatro figuras desequilibrantes, se aprovechó de un Olimpo que fue un manojo de nervios, que le hizo varios regalitos y que sintió muchísimo las ausencias de Mauro Laspada y Darío Marra en la defensa”, narra el diario "Olé", en su artículo “Más cerca del Olimpo”. Esa tarde, el Verdinegro fue representado por: Orcellet; Argüello, García, Poli, Barbona; Serrano, Huerta, Santana; Carreño, Amaya; y Tílger. Después entraron Parraguez, Aguírrez y Adrián Fernández.  

Amaya abraza a Carreño, ¿repetirá el delantero?
Una de las claves de la victoria estuvo en la custodia de Catriel Orcellet, Cristian García (figura) y el magnífico Dante Poli. También en la efectividad en la red. Chicago pasó algún susto en el arranque con un tiro al travesaño del volante venezolano, Héctor González. Luego, emparejó el trámite y a los 43 minutos sacó ventaja de una pifia de Gastón Aguirre, que Carreño convirtió en gol ante la salida de Jorge Vivaldo. En el complemento, Olimpo fue a buscar el empate y de contra, Tilger metió el 2-0 parcial a los 24’. A partir de allí, se calentó el partido. Hubo una gresca colectiva que detuvo el juego por cuatro minutos y se fue expulsado Cristian Tavio en el elenco dirigido por Julio Falcioni. Una vez que se reanudó el partido, el Verdinegro dominó las acciones y liquidó al local con un tanto de Santana.

“Vinimos a ganar a Bahía y lo logramos. Ahora, en la cancha hay otra actitud, otro juego y eso se refleja en la alegría de la gente. En el torneo pasado, la hinchada siempre estuvo y el equipo sólo de ratos”, aseguró Pipo Gorosito. Aquella tarde, el técnico también elogió a Cristian García: “A mi entender, el Flaco es hoy por hoy el mejor central del país. Es rápido, fuerte, bueno técnicamente, tiene altura y personalidad”. Palabras de un entrenador que junto con un grupo de jugadores hicieron resurgir a Chicago y lo dejaron en Primera, tras lograr la mejor colocación histórica (9º en el Clausura) y vencer a Argentinos en la Promoción.

Comentarios