EXPEDIENTE Nº 0011: LEONEL MARTENS


"Este es el contrato más importante que he firmado", confesó alguna vez Leonel Martens. Esa afirmación podría adaptarse a llegada a un equipo poderoso del país o a una transferencia a Europa. Pero no se debe a ninguna de ellas. El vínculo más valioso para el mediocampista fue el sellado con Ferrocarril del Sud de Tandil, cuando tenía 36 años para jugar en el Argentino C. Este fue el modelo de conducta empleado en su carrera. Un futbolista solidario, valiente y honesto, que efectuó un estilo de liderazgo con pensamiento colectivo, lejos del ego individual. Durante sus dos ciclos en el club (2000 al 2002 y 2008/09) demostró garra y firmeza emocional, cualidades que lo convirtieron en un pilar -de trabajo silencioso- en la obtención del ascenso a Primera en 2001. Y en la segunda etapa tuvo menos protagonismo, pero en plena crisis del club se portó como un caballero ante el atraso de cuatro sueldos al finalizar su contrato: "Por un puñado de pesos no voy a tirar la historia que me gané en Chicago".  

Martens fue un mediocampista central con criterio defensivo y gol. Un polifuncional que también jugaba de volante derecho. Sus primeros pasos fueron en Ferrocarril del Sud y a los 17 años, superó una prueba en Ferrocarril Oeste. En Caballito debutó en Primera en agosto de 1996 ante Gimnasia de Jujuy. Allí  impuso su carácter y se convirtió en referente en un plantel que integraban Jorge Cordon, Mario Marcelo, Raúl Chaparro, Víctor López y Carlos Mac Allister, entre otros. Pero los números de la institución estaban en rojo y en febrero de 2000 quedó en libertad de acción por falta de pago luego de 109 partidos y siete goles. Su destino fue Chacarita, apenas jugó cinco veces en el Clausura 2000. 

Con la verdinegra ante Gimnasia LP (Olé).

Chicago necesitaba caudillos para mantenerse en la B Nacional en la temporada 2000/01, arrancó con el promedio más bajo en un torneo con siete descensos. Martens no titubeó y decidió bajar una categoría. Su estreno vestido de verdinegro fue el 26 de agosto en la victoria (1-0) sobre Platense. Esa tarde compartió el medio con Alejandro Farías, su socio principal en la recuperación del balón durante el torneo. La primera exhibición de carácter la ejerció ante Defensa y Justicia, cuando el Verdinegro ganó (2-1) con dos gritos suyos, uno a pocos minutos del final. Durante la segunda rueda le convirtió goles a Central Córdoba (3-1 en Rosario), a All Boys (2-2 en La República), a Arsenal (2-3 en Mataderos) y a Ferro (3-0 en casa). Su presencia fue una garantía para el Torito y por eso jugó 30 de los 32 encuentros. Entre ellos, la histórica final ante Instituto (3-2), en Córdoba, que permitió el segundo ascenso a Primera División. 

El club y Leonel deseaban volver a la máxima categoría. En la reaparición fue titular contra San Lorenzo (0-3), en Ferro, y también frente a Gimnasia LP (0-0) y Chacarita (0-2). Luego perdió el puesto con Julio Serrano, en la búsqueda de mayor juego por parte de la dupla técnica. Regresó al 11 ante Estudiantes (2-0) en La Plata, por la duodécima jornada, y continuó hasta la expulsión con Banfield (0-2) en el Sur . Lo que no le permitió ayudar para la continuidad de Vega y Traverso, quienes dejaron el cargo tras perder (1-2) con Vélez en Mataderos. La nueva dupla, compuesta por José Luis Brown y Héctor Enrique, lo mantuvo en el equipo hasta que un desgarro lo dejó con poca acción. El ciclo de los entrenadores se terminó y asumió Francisco Ferraro. "Pancho" optó por el volante y dijo presente en diez de los once partidos finales del Clausura 2002. En ese lapso le marcó al "Pincha" (1-0 en Vélez) un gol determinante para la permanencia en Primera.

El pedido de un hincha de Racing de Olavarría a Maradona.

Otra vez por Mataderos. Jugó un año y medio en Racing de Córdoba en el Argentino A, luego un semestre por Tigre (B Metro) y después llegó a El Porvenir, donde se convirtió en uno de los preferidos de la gente. No pudo evitar bajar a la tercera categoría y se mudó hacia Junín, para jugar en Sarmiento en 2006/07. Otra vez se mudó a Gerli, para defender al Porve, que ya estaba en Primera C. Nunca se imaginó que en su destino se cruzaría Chicago, que también sufrió dos descensos consecutivos. Fue el primero en incorporarse al plantel (de costo altísimo) que armó Antonio Filomeno. Se venía el año más traumático...

El inicio del camino fue de terror. Derrota con Acassuso (0-2) en el silencio de la cancha de Platense por la ausencia de hinchas visitantes y con decenas del equipo de San Isidro. Para colmo, Martens cometió el penal que le posibilitó a Leonardo Romero abrir el marcador. Después jugó ante Armenio (1-2) y un rato contra Comunicaciones (2-1), Flandria (2-0) y Sarmiento (2-1). Ariel Melián lo consideró debajo de Fabián Césaro, Damián Lemos y Rodrigo Pepe. En esta última etapa se caracterizó por su aporte positivo en el grupo ante su escaso protagonismo en la cancha. Su despedida con la verdinegra sucedió el 29 de mayo de 2009, en la última fecha jugó un buen partido como titular ante Brown (1-1), en Adrogué. 

Colgó los botines y ahora trabaja en Sp. Escobar (Radio Deportes).

Racing de Olavarría y Defensores Unidos de Zárate (dirigido por Marcos Barlatay, otro ex Chicago) hospedaron al volante. Luego, llegó a Ferrocarril del Sud donde se lo considera el "hijo pródigo". Allí jugó hasta abril de 2012, fecha en la que quedó eliminado con Olimpo de Tres Arroyos. Ahora,  está a cargo de la escuela de fútbol profesional de Sportivo Escobar junto a Rodrigo Bilbao, un lateral que jugó en Huracán y Atlanta. A tal punto se implicó en el proyecto que colaboró en la construcción de las canchas. En una entrevista con Radiodeportes de Escobar explicó: "El objetivo primario es formar chicos, enseñarles lo que hemos aprendido. Los primeros dos años vamos a entrenar y jugar amistosos, en el tercero si podemos queremos armar el equipo del club". Leonel Martens, un apasionado del fútbol que cumplió una buena labor y además demostró ser una gran persona.

-Autor: Fabián Rodríguez
-Agradecimiento especial a Julio Cordara por el material aportado.
-Crédito de la foto del expediente: Daniel Mases para Glorioso Chicago

Comentarios

  1. LO Q ES LA VIDA LEONEL MARTENS TIENE AHORA 37 AÑOS-Y VOLVIO AL EQUIPO DE SUS ORIGENES FERRO CRRILL SUD DE TANDIL,OO CASUALIDAD MI HIJO JULIAN REZZA ESTA EN ESE MISMO EQUIPO LO Q PASA Q TODAVIA NO PUDO JUGAR PQ SU PASE NO FUE HABILITADO POR LA AFA ESTA SEMANA PUEDE SER Y OJALA JUEGUEN JUNTOS -EL PIBE MIO JUEGA DE 5 O DOBLE 5 Y TIENE 18 AÑOS-ASI Q EL MIO VA A SER AL REVES DE AHI DE FERRO DE TANDIL SE VA PARA CHICAGO-FIRMADO GUSTAVO REZZA UN EX DE USTEDES AH LO MANDO COMO ANONIMO TOTAL YA FIRME-ABRAZOS

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, en breve será publicado en la página. Abrazo!