LA CENA ESTA SERVIDA

Chicago quiere alimentar su sueño de mantener la categoría. Para eso debe vencer a Deportivo Merlo como visitante. Hoy, recordamos la victoria ante el "Charro", en la cancha de Deportivo Español por el torneo '90/91, con gol de Roberto Cena.

Cena festeja su gol ante Merlo. (Sólo Fútbol).

Minuto a minuto se vivió la recta final de la temporada 1990/91 de la Primera B. Había una lucha cerrada y apasionante por el ascenso a la B Nacional. Se jugaba la 27ª fecha, faltanban cuatro para la culminación del torneo. Chicago (34 puntos) compartía la punta con Central Córdoba de Rosario y visitaba a Deportivo Merlo (15º con 22), uno de los conjuntos más flojos. En Sarandí, Arsenal (32) recibía en una verdadera final al "Charrúa", y Almagro (33) enfrentaba a Berazategui, muy comprometido con el descenso.   

La gente de Chicago reventó la tribuna de Deportivo Español. Rebalsaba de expectativa por "Los Campesinos", quienes habían remontado luego de perder la punta por varias lesiones y suspensiones que disminuyeron el nivel del equipo. Aquel 23 de marzo de 1991, la formación del "Verdinegro" estuvo integrada por: Carlos Cochella; Nelson Rosané, César Couceiro, Jorge Mora, Mario Marcelo; Carlos Fernández, Gustavo Chacoma, Walter Acosta, Franklin Martínez; Norberto Candela y Gustavo González. 

Nadie contaba con el sólido planteo defensivo que impuso el "Charro". "Merlo fue un duro rival, que se abroqueló cerca de su área, le peleó de igual a igual y por el primer tiempo fue un fiasco", describió la revista "Sólo Fútbol". Para romper ese cerrojo, Hugo Zerr decidió mandar a la cancha a Roberto Cena en lugar del exquisito Martínez, a los 19' del complemento. Había ansiedad en las tribunas y en el campo de juego. Desde Sarandí llegaban buenas noticias, Arsenal le ganaba (2-1) a Central Córdoba, pero Almagro goleaba (6-0) a "Bera" y llegaba a la cima junto a Chicago, que debía ganar para ser el único líder. 

El "Torito" se despertó a tiempo. El empuje de Marcelo, la distribución de Chacoma y los movimientos de Candella fueron esenciales para originar la sensación de gol. Apenas 120 segundos después de ingresar, "Chichín" Cena, logró el gol que significó la punta y la euforia en la tribuna. "El equipo de Mataderos demostró su superioridad y ganó con justicia", sentenció "Sólo Fútbol". Aquella vez, Chicago aprovechó su oportunidad (luego perdió el torneo y ascendió al ganar el Zonal Noroeste), mañana tendrá, quizás la última chance para reaccionar y quedarse en la B Nacional. El plato principal está servido, comerlo. 

-Autor: Fabián Rodríguez
-Foto y fuente: Sólo Fútbol. 

Comentarios