"TATA" MARTINO (junio de 2003)

Nueva sección: "Pases de novela". Hoy, abrimos el juego con la frustrada llegada de Gerardo Martino, como director técnico, en 2003.

El entrenador y un sueño llamado Barcelona. 
En sus ojos observó como un grupo de toros le quitó el ascenso a Primera en 2001. Gerardo Martino armó un equipazo en Instituto y sufrió a Chicago. Luego, el "Tata" partió a Paraguay y la senda del fútbol lo llevó a cruzarse, nuevamente, con la camiseta verdinegra. Mientras el "Torito" intentaba permanecer en Primera, Néstor Gorosito anunciaba que en la próxima temporada se marchaba a San Lorenzo. Entonces, la directiva se abocó a encontrar un reemplazante. Primero, Borelli y Zapata -sus ayudantes- descartaron la oferta y optaron por irse con "Pipo". Luego se armó una lista, compuesta por Nery Pumpido, Edgardo Bauza y el actual entrenador de Barcelona de España...

En junio de 2001, en Instituto, sufrió a Chicago.

El apuntado fue el rosarino. Se entabló una negociación durante una semana. El jueves 12 de junio de 2003 parte de la directiva que encabezaba "Tito" Guerra se reunió con el Tata. En ese momento, el entrenador venía de dirigir a Libertad de Paraguay, había ganado un tricampeonato: Apertura y Clausura 2002, y el Apertura 2003. Quería insertarse en el fútbol argentino, donde sólo había dirigido en el ascenso (Brown de Arrecifes, Platense e Instituto). Tanto en los medios nacionales como en los programas partidarios se daba por hecho la llegada de Martino. Mientras tanto, Rosario Central vapuleaba (3-0) a Chicago, en Mataderos, por la 16ª fecha del Clausura, y la Promoción acechaba.

Nota del diario Olé, en junio de 2003.

El martes 17 de junio era el día pautado para brindar una respuesta. Quizás no lo sedujo el mal desempeño del equipo ante el "Canalla", sumado a la intención de encarar un proyecto más ambicioso (a fin de año asumió en Cerro Porteño) hizo que el "Tata" haya rechazado la propuesta. Por otra parte, en aquel momento su madre estaba enferma y seguramente, sus prioridades eran otras. "No hay otro en carpeta", aclaró el presidente de Chicago a Olé. El resto de la historia es conocida. Se contrató a Alberto Márcico -debutaba en el rol- para la temporada 2003/04 y se incorporaron muchos futbolistas experimentados en su último cuarto de hora. El "Beto" duró cinco fechas, luego fue el turno de Patricio Hernández y en 2004 asumió Leonardo Madelon. En junio, el "Torito" bajó a la B Nacional. 

Fabián Rodríguez
@fab_rodriguez

Comentarios