LOS TRES MOSQUETEROS

Chicago goleó 4-2 a Morón, el 19 de junio de 1993, a base de lealtad y destreza de sus figuras: el liderazgo de Héctor Sánchez, la confianza por el gol de Gustavo González y la rebeldía del pibe Christian Gómez.

La película más vista en Mataderos...

El honor en juego. Se disputaba la última fecha de la temporada 1992/93 del Nacional B. Chicago contaba con exiguas chances de clasificar al Octogonal por el segundo ascenso a Primera, luego de 41 partidos. Enfrente esperaba Deportivo Morón. Un duelo tradicional del Oeste, de ésos que permanecen en la memoria de los hinchas. Era un partido para poner el pecho, demostrar la lealtad a la camiseta verdinegra y a través de la destreza, revertir la derrota (0-2) de la primera rueda. Un mensaje que se hizo emblema en los referentes: Mario Marcelo, Fabio Almirón, Hernán Sánchez y Gustavo González. Además del "D`Artagnan", el juvenil de 18 años, Christian Gómez. 

Ese sábado 19 de junio de 1993, en Mataderos, el "Torito" conducido por Víctor Pardo formó con: Ciancaglini; Nievas, Grecco, Marcelo, José Villarreal; Luis Villarreal, Almirón, Claudio López, Sánchez; "Gomito" y González. Mientras que para el "Gallito" jugaron: Crudo; Martín Méndez, Di Marco, López, Cuenca Zaldívar; Mario Grana, Lara, Alarcón, Pizarro-, Alejandro Méndez y Ferrari, el entrenador interino era Horacio Marchetta. El encuentro cumplió con las expectativas generas: "Comenzó con ritmo sostenido y un entretenido ida y vuelta (...) En pocos minutos Crudo le tapó un cabezazo a Gómez, la cara de Ciancaglini recibió el pelotazo de Pizarro -que iba al gol- y a Claudio López se le escapó un remate muy cerquita del travesaño", describió Crónica en su artículo "Chicago lo desplumó".

A pesar del dominio local, Morón cacareó primero. Una pared entre Alejandro Méndez y López, tras una caída de Grecco, derivó en el 1-0 de Ferrari a los 21'. La victoria parcial duró siete minutos, "Pocholo" tomó el liderazgo -como "Athos"- y armó una jugada que culminó con el empate de "Gonzalito". Chicago fue por más. Luis Villarreal y Sánchez se juntaron y asistieron a "Gomito", que de media vuelta puso el 2-1, en 37'. "No era injusto porque Almirón y López se habían apoderado del medio y González preocupaba por la izquierda. Mientras que la visita había perdido ese devolver 'golpe por golpe' del principio", analizó Crónica

En el complemento, Chicago fue el que propuso jugar y encerró al "Gallito". La última media hora resultó espectacular, con el marcador abierto. Sobre los 18', Raúl López bajó en el área a "Gonzalito", un verdadero creyente del gol al estilo "Aramís". El goleador se encargó del penal para el 3-1. Pero en pocos minutos, "Quique" Nieva puso la mano y Lara descontó, también desde los doce pasos. Para colmo, el empate merodeó por Mataderos, cuando un cabezazo de Alejandro Méndez pasó cerquita del palo. Hasta que Horacio Grecco, en el rol del efectivo "Porthos", metió el 4-2 definitivo. "Dejó la imagen de un equipo con pretensiones y cuando se lo propuso, marcó la diferencia", destacó Sólo Fútbol. A pesar de quedar afuera del Octogonal por un punto, los "Mosqueteros" de Mataderos se llevaron un gran triunfo y resguardaron el honor del club.

-Autor: Fabián Rodríguez (fab_rodriguez)
* Aclaración: la fotografía corresponde a la temporada 1994/95, se utilizó en carácter ilustrativo. Pertenece a Datos de Chicago.

Comentarios