LA GLORIA SE HACE DESEAR

Vibró el corazón. La adrenalina se apoderó del cuerpo. Cada hincha de Chicago se abrazó al sueño de Primera. Faltaban tres minutos más el tiempo adicional. El triunfo parcial, prácticamente aseguraba el regreso a la máxima categoría luego de siete años. Después de tres descensos y de jugar cinco temporadas en la B Metropolitana. Otra vez el destino dejó en Mataderos un lema histórico: “Si no es con sufrimiento, no vale”. Instituto llegó al empate en el minuto 44 del segundo tiempo, luego de un penal en el que se sacrificó Damián Lemos, el mejor jugador de la cancha. El empate de Mazzola provocó que el Torito defina en Jujuy, ante Gimnasia, el gran objetivo.



Chicago tomó las riendas del partido a través de la conducción de Fattori y Gómez. Sin embargo, careció de profundidad y tuvo que recurrir a los envíos aéreos. A través de ellos contó con tres opciones de gol: un centro de Gomito que se desvió en Masuero y pasó cerca de un poste; un 
tacazo de Matos pegado al primer palo; y un cabezazo del 10 -en posición de 9- que estremeció a la tribuna local. Los 20’ iniciales contaron con su pasaje dominante. A partir de allí, Instituto respondió con la sociedad Sapetti y Bernardi por la banda izquierda, acompañados por la conducción de Aguirre desde el centro. Así, le quitó el balón al Torito y lo asustó con un tiro libre de Bernardi, y un cara a cara de Velázquez que el Oso Sánchez tapó con el pecho, el rebote derivó en un centro de Machín que Cáceres despejó cerca de la línea. Después del susto, el Verdinegro tuvo dos remates de media distancia, a través de Caballero y Fattori. Una muestra de la ausencia de espacios para romper la defensa cordobesa. De esta manera, la visita dejó una mejor imagen de cara al segundo período y el local se mostró desorientado en la marca, a excepción del gran trabajo defensivo de Damián Lemos.

El Torito cambió el ritmo con el ingreso de Alejandro Melo  a los 15'. Dejó la pasividad y adoptó una postura vertical y colectiva. Avisaron Gomito y el “Loco” con tiros desde afuera del área. Luego generó la mejor jugada colectiva en el minuto 20, cuando Lemos hizo una rabona en el medio para asistir a Gomito, quien envió un centro que bajó Matos, y culminó con un remate recto de Melo que atrapó Olivera. En ese entonces, el partido era verdinegro. El gol merodeaba por Mataderos. Y se hizo esperar hasta los 33’. Diego Mendoza había ingresado hacía 50 segundos en lugar de Gómez, en una apuesta ofensiva de Labruna. Ramírez recuperó el balón el medio y se lo pasó a David Barbona, quien apareció con una gran asistencia aérea que el delantero convirtió en un estallido popular con un cabezazo cruzado. Chicago ganaba y acariciaba Primera División. Había festejo y desahogo en la República. 

Instituto reaccionó con una pared entre Mazzola y Bernardi, ante una defensa desordenada y la mala ubicación del Oso Sánchez, lo que derivó en un centro que cabeceó el delantero y Lemos desvió con la mano en la línea. Pena máxima a favor de La Gloria y expulsión para la figura de la cancha. Durante los instantes previos aparecieron en la mente de muchos los penales atajados por Jorge Tripicchio (ante Atlanta en 1981), Carlos Cochella (en el ascenso a la BN de 1991 en Entre Ríos), Daniel Vega (a Campodónico contra Belgrano en Ferro durante la primera final de 2006), y Daniel Monllor (a Damián Toledo de Chacarita en 2012). Sin embargo, Sánchez no pudo desviar el gran remate de Mazzola. Y sobre el final, el autor del empate sacó un tiro que atrapó el arquero. Fue un empate que dejó una sensación de vacío por el pico emotivo que se generó con el gol de Mendoza. Ahora, Chicago deberá ganarle a Gimnasia, en Jujuy, para lograr el ascenso.

Fotógrafa: Daiana Vitale.

FORMACIONES
CHICAGO
Alejandro Sánchez; Marcos Galarza, Samuel Cáceres, Matías Escudero, Martín Caballero; Damián Lemos, Federico Fattori; Alejandro Gagliardi, David Barbona, Christian Gómez; Sebastián Matos. DT: Omar Labruna.

INSTITUTO
Braian Olivera; Raúl Damiani, Abel Masuero, Damián Schmidt, Leandro Sapetti; Gastón Machín, Maximiliano Correa, Marcos Aguirre, Christian Bernardi; Nicolás Mazzola y Javier Velázquez. DT: Carlos Mazzola.

Comentarios