MÁS DE LO MISMO

En Mataderos, o fuera del barrio, Chicago no diferencia de competiciones y sigue sin poder levantar cabeza. Esta vez, por los 16avos de la Copa Argentina cayó por 3-0 con Lanús y quedó eliminado ante un marco importante de público que se hizo sentir a pesar del resultado.


Hablar de una derrota de Nueva Chicago ya se hace habitual y cada vez duele más. Ya sea por el campeonato local como por cualquier otra competencia, hasta en los amistosos. Las respuestas no aparecen, las ideas menos y el equipo no da señales de vida en ningún campo de juego. Ahora, por los 16avos de la Copa Argentina también cayó y fue 3-0 ante Lanús por lo que quedó fuera.

Pero no fue ante cualquier rival; el Grana está armado, a pesar del golpe por el fallecimiento de Diego Barisone, el grupo se repuso y superó con amplitud a un Torito en todos los espacios de la cancha. Controló el balón, manejó el hilo del partido y desde los pies de Matías Fritzler, Víctor Ayala y Román Martínez se impuso en el mediocampo.

Un golpe en el comienzo del encuentro y otro en el complemento, detonaron la goleada a favor de los del Sur del Gran Buenos Aires. Entremedio, otro tanto más del conjunto de Guillermo Barros Schelotto; todos, con la particularidad que partieron desde pelotas detenidas, con fallos defensivos, como los que acostumbra la última línea del Verdinegro.

Quizá, la caída no fue tan mala. Ahora el plantel, por más irónico que pueda llegar a sonar, puede enfocarse de lleno en el torneo, en poder sumar su `primera victoria y lograr dejar de ser el único equipo del fútbol argentino que aún no ganó en lo que va del año. En Mataderos ahora tendrá la posibilidad de comenzar a revertir la historia ante Huracán, un rival directo justamente.

Una vez más, como a lo largo del campeonato, la figura de Alejandro Sánchez salvó a Chicago de una goleada más abultada pero ya escribir sobre el Oso es habitual, como las derrotas. 

Desgraciadamente, para la gente que acompañó al Torito hasta la Quema, esa que nada le importó el resultado, es el único representante en cancha que intenta y entrega todo de sí. Ojalá, la situación cambie y se modifique, pero pareciera algo muy lejano… 

-Autor: Federico Meza.

Comentarios