"ESPERAMOS GANARLE A RIVER"


Solo un par de horas separan a Nueva Chicago de River. Sí, anoche no pudiste dormir, te costó cerrar los ojos, soñaste con ese gol, ese abrazo con tu compañero de cancha. Llega un duelo más que esperado después de aquella anteúltima fecha del Clausura 2007 en el que el Torito fue perjudicado. Por eso, entrevistamos a Nicolás Sainz, en la previa del partido.


Eso ya quedó atrás y hoy el presente, no es muy distinto porque los de Mataderos siguen peleando por lo mismo; la permanencia. Por eso, la necesidad de quedarse con los tres puntos no distingue de rival y ante el flamante campeón de América no le conviene otra cosa que no sea salir a triunfar en su casa.

En exclusiva con Expediente Chicago, Nicolás Sainz, quien volvió a la zaga hace unas fechas después de recuperarse de la rotura de ligamentos en su rodilla derecha, habló en la previa a este compromiso en el que Chicago podrá reafirmar y estirar la paternidad sobre el Millonario en caso de sumar de a tres.

“Al igual que con Boca, es el rival con el que todos queremos jugar. Hay que tomar los recaudos necesarios porque es un rival de jerarquía no solo en ofensiva sino en todas las líneas”, aseguró el ex Racing con respecto a los dirigidos por Marcelo Gallardo, que sin duda alguna, posee el mejor plantel en la máxima categoría.

Pese a ello, el conjunto de Nuñez llegará con algunas bajas al República de Mataderos, ya sea por haberse ido a su selección o por una lesión, no contará con algunas de sus piezas claves. Sobre ello, el defensor de 27 años resaltó: “Son jugadores importantes, pero por más que no jueguen los supuestos titulares tienen la jerarquía suficiente en el banco para reemplazarlos. Le tenemos respeto, pero no más que eso”.

Además, en referencia al mismo tema, Sainz se mostró convencido y enfocado en lo que será el partido de este domingo a partir de las 16 y que contará con el arbitraje de Patricio Loustau. “Esperamos ganarle a River y es para lo que venimos trabajando. Ojalá se dé y sirva para seguir mejorando”, manifestó. Y sobre la paternidad, no ocultó los deseos del plantel de poder agrandarla y afirmó: “Nos encantaría”.  

Igual, más allá del duelo con River, a los de Rubén Forestello le restarán otros siete encuentros, con 21 puntos más en juego y el defensor destacó cuál sería la clave para que el Chicago se quede en Primera. “Lo ideal sería ganar todo de local y después dependerá de otros resultados de los rivales directos. Sacando buenos resultados de local nos va a alcanzar para mantener la categoría”, indicó.

Estuvo firme en los tres partidos que jugó (Huracán, Crucero y Lanús), se recuperó y está en óptimas condiciones después de una dura lesión, y ahora Nico Sainz busca mayor continuidad. “Me voy sintiendo bien y con el correr de los partidos voy a estar mejor”, finalizó. Tanto él, como el resto del plantel y cuerpo técnico sueñan igual que vos, con el triunfo ante River y con Chicago en Primera. 

-Autor: Federico Meza

Comentarios