"NUNCA LO IMAGINÉ"


Alejandro Gagliardi, la gran figura frente a Newell´s, contó que jamás pensó que iba a lograr meter cuatro goles en un mismo partido. Y en cuanto a la lucha del equipo, mantiene la ilusión de dejar a Chicago en Primera, a pesar de los cinco puntos de ventaja que le lleva Colón y los seis de Huracán: "Soñamos con quedarnos"

Suele gambetear los micrófonos. Prefiere evitar la exposición mediática y que sus actuaciones hablen por él. Pero la ocasión lo ameritaba. Una circunstancia extraordinaria. Alejandro Gagliardi quedó encerrado por su propia obra. El poker de tantos fue el punto máximo del gran momento deportivo que atraviesa el goleador de Chicago, que lleva diez tantos convertidos: "Cuando te sale una, después te salen todas y así vinieron los cuatro goles. Nunca lo imaginé. Estoy muy contento por haber quedado en la historia del club". 

Al momento de reflexionar sobre los motivos de su rendimiento superlativo, resaltó el cambio de puesto que sufrió durante este campeonato: "A mi me gusta jugar adelante. En la práctica siempre me quedaba alguna y buscaba el gol. Mis compañeros me empezaron a decir que jugara más adelante y le dijeron a Nania. Entonces me colocó en el ataque".  Sin embargo, no podía convertir y con la llegada del Yagui logró meter diez goles luego del reinicio del torneo: "Arranqué jugando en el medio por izquierda y luego por derecha. Después pasé a ser extremo con Baldunciel y Carrasco, hasta que en los últimos  partidos empecé a jugar de 9 y estoy contento".  

Gagliardi no dudó cuando Expediente Chicago le preguntó cuál había sido su gol preferido: "El primero fue el más lindo porque resolví muy bien. Paré, giré y sin que pique le pegué".  Luego, detalló la causa por la que remató desde afuera del área y con escaso ángulo en el minuto 25 del primer tiempo y marcó el 2-0 con una volea de chanfle: "Apunté al arco. Habíamos visto un video que el arquero jugaba adelantado y probé. Por suerte fue gol". 

Chicago se encuentra en una etapa límite. A pesar de los tres triunfos consecutivos ante Aldosivi (3-1), Vélez (2-1) y Newell´s (5-0) se ubica a cinco unidades de Colón y a seis de Huracán, cuando quedan dos fechas. El Tano es consciente de esta realidad y por esa razón describió lo complejo que resulta afrontar los encuentros con la presión del promedio: "Es difícil jugar en esta situación que estamos. El grupo es enorme y queremos sacar esto adelante. Sabemos que no dependemos de uno mismo, pero todavía hay posibilidades y soñamos con quedarnos. No hay que relajarse en estas últimas fechas"

Fotografía: Daiana Vitale.

Comentarios