"HAY MUCHO POR MEJORAR"


Christian Gómez señaló los inconvenientes que debe resolver el club para afianzarse en Primera, como la deuda con el plantel y asuntos organizativos del trabajo diario. A la vez, el 10 se lamentó por el descenso a la B Nacional al expresar que “nos estamos yendo por un punto” y, con 41 años, aclaró que no resolvió su futuro: “Me voy a tomar unos días para definir qué hago con mi vida”.  También pidió por la continuidad de Forestello.


Fue año atípico para Gomito. Lo arrancó ilusionado por cumplir su sueño de volver a jugar en Primera con Chicago, hasta que el 7 de febrero, cuando sufrió la rotura del ligamento anterior de la pierna derecha durante un amistoso en Bahía Blanca frente a Godoy Cruz. La lesión lo mantuvo fuera de las canchas por siete meses y el 26 de septiembre regresó ante Aldosivi. Luego ingresó contra Newell’s y Quilmes, todos en triunfos en Mataderos, aunque no pudo evitar el desenlace menos deseado: “Es una sensación rara la que tengo porque hicimos un esfuerzo enorme. En Primera División, Chicago nunca había ganado cinco partidos seguidos y al vencer a Quilmes hicimos historia. La bronca que tenemos es que nos estamos yendo a la B Nacional por un punto".

El 10 se mostró orgulloso por el esfuerzo realizado por el plantel, en busca de evitar el descenso. Una misión que parecía imposible para un equipo que acumuló 19 fechas sin ganar (racha histórica del club) y 801 minutos sin convertir (segundo peor registro en Primera): "Muchos nos daban por muerte diez fechas atrás. Otros decían que ya estaba definido y nosotros no. Levantamos la cabeza y fuimos al frente. Hay que sacarse el sombrero por este grupo. Estamos tranquilos por todo el esfuerzo que hizo el grupo, dejamos todo. Se fijó un objetivo y no se dio por un punto. Nos vamos triste porque no alcanzó para quedarnos”. Y describió la reacción de sus compañeros al finalizar el partido: “Cuando entré al vestuario estaban todos llorando. Sentimos bronca y decepción, pero como dijo el técnico, tenemos una dignidad enorme. Hay que levantar la cabeza porque luchamos hasta lo último. Siempre fuimos al frente, con muchos obstáculos, ya sea como visitante o como local".

Esta temporada se presentaron numerosos problemas que la directiva no supo resolver, en especial la deuda con el plantel, que se eleva a cinco meses de sueldo más la mitad del aguinaldo perteneciente a junio. En ese aspecto, Gómez mostró su visión de los hechos y señaló la necesidad de modificar esos errores en el futuro inmediato para lograr un crecimiento del club: “Hay mucho por mejorar en el club. Tenemos que replantear muchas cosas del lado de adentro. Capaz si se hacen un poquito mejor esto no vuelve a suceder. Es que si queremos tener a Chicago en Primera hay que arreglarlas. Ojalá que nos sirva de experiencia”. A continuación, amplió el concepto: "Pasaron muchas cosas y no me gusta. Uno desde adentro pone mucho esfuerzo. No solamente uno, sino el equipo. Tenemos muchos hinchas de Chicago. Siempre ante las adversidades pusimos el escudo adelante. La verdad que los que tienen que manejar esas cosas tienen que cambiar y apoyar en todo momento".

La B Nacional otorgará un solo ascenso a Primera en 2016. El torneo será exigente por la participación de equipos fuertes del Interior como Talleres de Córdoba o Gimnasia de Jujuy, y demandará afrontarlo con un equipo que esté a la altura. Gomito apuntó a la continuidad del cuerpo técnico que encabeza Rubén Forestello y de varios de sus compañeros: "Sin ninguna duda si queremos volver rápido a Primera hay que tratar de mantener al cuerpo técnico y a la base del equipo porque tenemos una forma de jugar: somos intensos y vamos al frente". Y aprovechó para señalar que mantiene una buena relación con el Yagui: "Se dijeron muchas cosas, pero nosotros sabemos el esfuerzo que hacemos y tenemos una relación bárbara. Contra Quilmes me metió para que vaya a patear el tiro libre, la otra vez se llevó mi camiseta. Desde adentro estamos en la misma. No se nos dio por un punto".

Con 41 años recién cumplidos, no definió su futuro. Si se retirará o continuará en acción, como desean los hinchas del Torito. Por eso, como cada vez que termina una temporada, se tomará un tiempo para decidir: "Es un momento difícil, donde capaz uno toma decisiones apresuradas en caliente. Seguramente me voy a tomar unos días para ver qué es lo que hago de mi vida. Como dije, no me quiero apresurar, necesito estar tranquilo y pensarlo con mi familia. Ellos son los que siempre están, en los buenos y los malos momentos". ¡Uno más y no jodemos mas, Goma!

-Fotografía: Daiana Vitale.

Comentarios