LA HORA DEL GULY


Andrés Guglielminpietro es el nuevo entrenador de Chicago, tras la renuncia de Rubén Forestello. A los 41 años, tendrá su segunda experiencia en el banco de suplentes, luego de dirigir durante 16 meses a Douglas Haig en la B Nacional. El oriundo de San Nicolás firmó contrato por 18 meses y comenzará a trabajar el lunes junto al plantel profesional. 

El Guly fue el elegido por la dirigencia por encima de Gabriel Rinaldi, quien trabajó en las Inferiores de Huracán y tuvo una charla con Sergio Ramos, y también postergó a Alejandro Nania, de muy buena labor en la Reserva. Cabe señalar que el ex volante de Gimnasia de La Plata, Milan, Inter y Boca trabajó como asistente de Diego Simeone en Estudiantes de La Plata y de Nelson Vivas en Quilmes. Su cuerpo técnico está compuesto por: Facundo Besada, ex entrenador de Villa San Carlos, Colegiales, Midland y San Telmo, como ayudante de campo, y Agustín Buscaglia en el rol de preparador físico. 

Al referirse a su idea futbolística, describió los aspectos que prioriza de un equipo, durante una entrevista con Goal.com: "Lo que me gusta es recuperar rápido la pelota, atacar, jugar bien, que haya buenos pases y control. Pero eso se puede lograr con tiempo y trabajo. Igual hay cuestiones fundamentales que sí pretendo. Como dijo el Cholo (Simeone), el sacrificio no se negocia. Es así, sin entrega no se puede jugar".

Arrancó como técnico en Douglas Haig durante febrero de 2014 y renunció en 21 de junio de 2015. En total, dirigió 60 encuentros y sumó 72 puntos, o sea, el 40% de efectividad, producto de 17 victorias, 21 empates y 22 derrotas. Durante su ciclo, el Fogonero convirtió 65 goles y recibió 74. Ante Chicago perdió 2-1 en Pergamino y empató 1-1 en Mataderos, ambos partidos correspondientes al torneo Transición 2014 de la B Nacional. 

A partir del lunes, Guglielminpietro deberá conformar el plantel para el próximo certamen de Segunda División. Primero tendrá que, resolver cuales serán los futbolistas que deseen continuar en el club, sumado a los juveniles que rindieron de buena manera en Primera, para luego pedir los refuerzos necesarios. El Torito atraviesa una crisis económica, con deudas abultadas. Por esa razón, desde Expediente Chicago pensamos que es preferible sumar pocos futbolistas y de buena calidad. Esperamos que la directiva no repita los errores del pasado.

Comentarios