"DEJAR A CHICAGO EN LA MÁXIMA"

Matías Valdez, zaguero central de Chicago que llegó desde Villa Dálmine, contó su deseo de ascender a Primera en el próximo campeonato y, a la vez, mostró sus ansiedad por el debut con la camiseta verdinegra ante Almagro, mañana a partir de las 17 en Villa Raffo. “Tenemos muchas expectativas con pelear arriba”, detalló el defensor de 25 años.

Una vez más, Nueva Chicago comenzará con su travesía en la segunda categoría. Al igual que en gran parte de su historia, le toca acobijarse en el Ascenso para soñar con el gran salto a la Primera División y esta es otra oportunidad única. Al igual que en 2014, cuando los de Mataderos lograron subir de la mano de Omar Labruna, sólo un semestre podría devolverlo a la elite.

Hay una diferencia con aquella situación, debido a que solo habrá una plaza en juego, el Torito se juega todas las cartas y va por el máximo objetivo. Eso lo sabe Matías Valdez, uno de los refuerzos que se sumó a la institución para esta temporada, quien charló con Expediente Chicago y dejó sus sensaciones por esta posibilidad, al igual que sus expectativas para este torneo en la B Nacional.

"Llegar a Chicago, un club grande del fútbol argentino, te da mucho prestigio y muchas ganas de ir superándote día a día”, expresó el zaguero formado en las divisiones inferiores de Lanús. A su vez, se mostró contento por la chance de jugar en el Verdinegro, luego de lo que fue su paso por Villa Dálmine y aseguró: “Me tengo mucha fe”.

A pesar de sus 24 años, el defensor tiene recorrido, debido a que antes del Viola también pasó por Atlanta y Flandria, pero su último año en Campana fue el que hizo que los dirigentes posaran sus ojos en él. “En Dálmine sumé mucha experiencia, era la primera vez que jugaba en la categoría y pude estar a la altura. Me quedan muchas cosas por aprender, pero me siento maduro”, remarcó.

Ya metido en el mundo Chicago y aguardando por lo que será el debut de este sábado desde las 17 frente a Almagro, en Villa Raffo, Valdez sabe que no será sencillo, pero está convencido de lo que pueden dar por lo que afirmó: “Vamos a andar bien y vamos a hacer un buen torneo. Tenemos muchas expectativas con pelear arriba, esperemos estar a la altura”.

Justamente, en cuanto a ello y a la lucha que habrá por ese único lugar en Primera, muchos equipos se reforzaron con jugadores de larga trayectoria, caso que no es el del conjunto que dirige Andrés Guglielminpietro, aunque para el oriundo de Mendoza no influirá. “Si tenés una idea clara, los nombres están por demás. Tengo mucha fe en mis compañeros porque a pesar de ser un plantel de corta edad hay mucha experiencia, jugadores de categoría que van a aportar claridad”, destacó.

Al referirse a la paridad del certamen, el zaguero valorizó cada unidad sumada: “Va a ser un torneo muy peleado y hasta el más mínimo punto a la larga lo podés llegar a sentir”. Valdez apuntó a hacerse fuerte en Mataderos y junto a sus compañeros, pelear por lograr el tan ansiado ascenso, por eso señaló: “Queremos hacer un buen torneo, rendir y dejar a Chicago en la máxima categoría”.

Por último, quien se perfila para compartir la última línea con Alan Schönfeld, Rodrigo Espíndola y Gonzalo García, según lo visto en los amistosos, resaltó sus deseos. “Tratar de hacer un buen torneo en lo personal y grupal, pelear durante el campeonato, sacar la mayor cantidad de puntos y si Dios quiere, lo podamos coronar con algo lindo sería lo ideal”, tiró Valdez, que concluyó: “Hay que ir paso a paso, cada partido se tiene que jugar como una final”

-Autor: Federico Meza.
-Fotografía: Gentileza de Mundo Chicago.

Comentarios