TORITO SALVAJE

Andrés Guglielminpietro apuesta a la presión en la salida del rival, a la posesión a través del tandem Fattori-Giménez y al desequilibrio por las bandas con Melo y Baldunciel. Chicago se mostró agresivo ante Almagro, logró el triunfo y dejó una idea interesante. 


Ese abrazo eufórico entre Baldunciel, Fattori, Melo y Giménez resume la ilusión de ellos. Y la nuestra. Los pibes surgidos de la cantera gestaron una muy buena actuación en el debut frente a Almagro, gracias a una idea que los reúne y potencia. Fue un inicio interesante, que dejó una imagen muy positiva y la ilusión de observar a un conjunto protagonista de los partidos. 

El esquema insinuaba una propuesta ofensiva: 4-3-3. La presencia de un triángulo en el mediocampo, con un eje como Axel Juárez, sumado a dos interiores armadores de juego (Fattori y Giménez). Y en el ataque, dos extremos desequilibrantes (Baldunciel y Melo), con chispa y coraje, a los que se agregó Maxi Brito, un delantero de área dinámico, que sabe jugar de espaldas y asociarse con sus compañeros. A los nombrados, se debe agregar un lateral derecho como Schönfeld, que subió por la banda y explotó los espacios vacíos que dejó Almagro.

El plan de ataque de Guglielminpietro contempló la presión en la salida del Tricolor para recuperar rápido la posesión. Y en ese sentido fue determinante el accionar de los delanteros. Así llegó el primer gol. Presionó Baldunciel, provocó el error de Luciatti y la pelota derivó para Melo, quien encaró y dentro del área fue derribado por Arrechea. Penal para Chicago y primer indicio del plan del Guly. Luego, Nico Giménez ejecutó con precisión y serenidad, a pesar de sus jóvenes 20 años. 

Dos minutos después, llegó el segundo tanto verdinegro. Nuevamente, el procedimiento fue similar. Tras un pelotazo sin destinatario que lanzó Gonzalo García desde el lateral izquierdo, la pelota le quedó a Adrián Torres, marcador de punta zurdo de Almagro. Baldunciel lo apretó y, otra vez, causó el fallo del jugador. Se llevó el balón, controló de derecha y de zurda sacó un remate cruzado, rasante al segundo palo, inatajable para Agustín Gómez. Gran gol del Chuky, pieza importante en la estrategia del entrenador.

Un primer examen aprobado, con una intención atractiva: jugar con intérpretes de la cantera. Un hecho significativo y valioso para el club. Ahora, será cuestión de continuar la travesía en la Divisional, que tendrá partidos y escenarios más complejos. Otras pruebas interesantes para observar y disfrutar de este torito salvaje.

-Autor: Fabián Rodríguez.

Comentarios