INODORO PEREYRA

El Torito desechó la ventaja de dos goles ante Independiente Rivadavia de Mendoza, ubicado en el último lugar de la tabla, y Juan Pablo Pereyra convirtió un doblete en los minutos finales del partido para lograr el empate en Mataderos. Chicago falló en la estrategia, a pesar de la diferencia temporal, y no supo ampliar ni proteger el marcador.


- ¿Y usted cómo se gana la vida? 
- ¿Ganar? ¡De casualidá estoy sacando un empate! 

El diálogo pertenece a la historieta "Inodoro Pereyra", creada por Roberto Fontanarrossa en 1972. Aquella realidad que vivía el personaje gaucho se asemeja al presente de Nueva Chicago. Un equipo que no encuentra el rumbo, que pretende ejecutar una estrategia de posesión y termina a la deriva, sin la pelota y con una sensación vacía. No consigue desarrollar la idea, sufre por el reiterado capricho de forzar un esquema ante la ausencia de piezas esenciales. ¿Cómo aprovechar la tenencia y generar riesgo si no se utilizan las bandas? ¿Cómo ganar si se desprotege?

Independiente Rivadavia llegó a Mataderos en el último lugar de la tabla de posiciones. Acumulaba dos empates (0-0 frente a Villa Dálmine como local y 1-1 con Juventud en San Luis) y tres derrotas consecutivas (0-1 ante Central Córdoba -SdE-, 1-2 contra Ferro y 0-3 por Instituto). Y hacía dos fechas que modificó al entrenador: Felipe Canedo en lugar de Pablo Quinteros. Este rival acumuló gente por el centro de la cancha para impedir el progreso verdinegro. Sin embargo, presentó considerables desacoples defensivos y tras un envío frontal de Samuel Cáceres llegó la apertura del marcador a través de Claudio Guerra, quien convirtió su primer gol en Nueva Chicago.

A pesar de la diferencia parcial, el equipo que entrena Andrés Guglielminpietro nunca logró demostrar la superioridad en el juego. Le costó encontrar los huecos. Intentó, en demasía, por el centro a través del tándem Fattori-Giménez, y extrañó el uso de las bandas, una marca registrada en los primeros partidos. Allí se notó la ausencia de Alejandro Melo, expulsado ante Estudiantes de San Luis que volverá ante Talleres de Córdoba, mientras que Lucas Baldunciel fue poco abastecido.

El Torito terminó de desorientarse cuando amplió la ventaja a través del gol de Nicolás Giménez. No interpretó el rumbo del encuentro, la posesión pasó a ser de la visita y a partir de ese momento se evidenciaron las falencias defensivas, en especial en el juego aéreo -la salida por lesión de Valdez dejó sin un líder en el fondo- y por los laterales, donde el ingresado Schonfeld no paró de cometer infracciones. Y luego llegaron las desatenciones. Juan Pablo Pereyra, delantero experimentado de la categoría, le ganó el duelo a Cáceres. Primero descontó y luego, como se preveía, clavó el empate.

Chicago perdió la confianza. Hoy, se encuentra lejos de la cima, si bien el equipo sigue en formación no encuentra el rumbo. Hasta el momento, el libreto del entrenador no contiene variantes. Colocar a Gomito de delantero porque "habíamos perdido la pelota" no es una variante, sino un absurdo. Con 41 años y poco rodaje no parece un puesto conveniente para él. Si hasta falló esos goles que tiempo atrás convertía. Ahora, es momento que el Guly reacomode las piezas para que no se escapen victorias y puntos valiosos.

Fotografía: Daiana Vitale.  

APOSTILLAS y ESTADÍSTICAS

Otro bautismo
Juan Cruz Monteagudo, defensor surgido de la cantera verdinegra, ingresó a los 28 minutos del segundo tiempo en lugar de Gonzalo García, quien se retiró con una molestia muscular. De esta manera, cumplió su estreno en Primera. ¡Exitos!

Grito inicial
Claudio Guerra consiguió el primer gol en Chicago. El delantero de 32 años, de extensa trayectoria en el Ascenso, abrió la cuenta ante Independiente Rivadavia.

Uno vuelve, el otro espera
Rodrigo Espíndola cumplió la fecha de suspensión por la expulsión ante Sportivo Estudiantes de San Luis y podrá ser tenido en cuenta por el Guly para visitar a Santamarina. Por su parte, Alejandro Melo deberá purgar otra jornada porque recibió dos partidos de castigo.

Se pone a punto
Maximiliano Brito se recuperó de un desgarro en el isquiotibial derecho y volverá a entrenarse a la par del plantel durante esta semana. Podría ser parte de la delegación que viajará a Tandil.

Paternidad mendocina
El Torito sufre con Independiente Rivadavia: sólo lo venció una vez sobre siete enfrentamientos. Esa única victoria ocurrió en 2012, por la B Nacional, cuando Chicago se impuso 2-0 en Mataderos con goles de Raúl Becerra y Emiliano Lago.

Comentarios