SANTA ILUSION

Nueva Chicago venció 2-0 a Santamarina, en Tandil, con goles de Rodrigo Espíndola y Nicolás Giménez. De esta manera, el Torito quedó a cinco puntos de Talleres de Córdoba, el líder del torneo que visitará Mataderos este sábado a partir de las 16.


Necesitaba un triunfo ante un protagonista del campeonato y en su casa. Una de esas victorias contundentes, que generan confianza al plantel, al cuerpo técnico y los hinchas. Chicago precisaba dejar atrás el empate -que pareció una derrota- frente a Independiente Rivadavia de Mendoza. Y con esa premisa viajó a Tandil, para visitar a Santamarina, que marchaba  como único escolta de Talleres de Córdoba.

El Torito estuvo a la altura del partido. Impuso su juego en el estadio Municipal San Martín y abrió el marcador a través de una pelota parada. Centro de Nico Giménez que Espíndola transformó en gol con un cabezazo cruzado. Y en el segundo tiempo, una gran jugada individual del 10 de Chicago que incluyó un quiebre de cintura infernal para Aguirre, central del Aurinegro,  derivó en el 2-0. Nico goleador del equipo con cinco tantos. Sin embargo, fiel a la costumbre histórica, se sufrió hasta el final. Una mano de Axel Juárez provocó un penal en el minuto 30, que el Oso Sánchez le atajó a Federico Castro, como había hecho con Juan Martín de Douglas Haig. Una victoria parida, al estilo verdinegro.

Fotografía: Glorioso Chicago.

Comentarios