GLORIA EN LAS ALTURAS

El Torito venció 3-1 a Instituto en Mataderos, con goles de Paschetta, Rodríguez -en contra- y Brito para lograr la tercera victoria consecutiva como local y dedicársela a la memoria de Rodrigo Espíndola, quien fue homenajeado por sus compañeros ante la presencia de su familia. Además, en el minuto seis se frenó el partido para recordar al defensor asesinado hace 16 días. 



"Fue para él", confiesa Tomás Paschetta, autor del gol que abrió el marcador. El destino quiso que fuera el jugador que utilizó la camiseta 6, la que vestía Rodrigo Espíndola. Justo el Colo, quien le dedicó su primer tanto en Primera División al Rulo, al mostrar una camiseta con su imagen: "Fue lo primero que se me vino a la cabeza". El encuentro fue especial para el plantel de Chicago, marcado por la emoción de generar un homenaje al compañero asesinado hace 16 días. Y lo consiguieron con el cariño ofrecido hacia la familia antes del pitazo inicial, también a través de un aplauso emotivo en el minuto seis del partido -que estuvo detenido más de 30 segundos- y con una victoria frente a Instituto que tuvo un único destinario, que seguramente sonrió desde el más allá. 

Ambos planteles ingresaron con la bandera presentada en Caballito, ante Ferro, que lleva la imagen de Espíndola más la leyenda "Hoy y siempre presente". En el campo de juego estuvieron los padres de Rodrigo, la hermana, la esposa y su hijo. Ellos recibieron dos camisetas encuadradas con el número 6 y la inscripción del apellido, una plaqueta en nombre del plantel y una bandera. Además, hubo un respetuoso silencio antes del inicio del encuentro y los hinchas mostraron miles de carteles con el pedido de justicia. Y en el minuto seis, cuando el Oso Sánchez tiró la pelota al lateral, todos los presentes en el estadio aplaudieron al ritmo del unísono: "¡Rulooo, Rulooo!".


-Autor: Fabián Rodríguez.
-Fotografía: Daiana Vitale.

Comentarios