HASTA SIEMPRE, RULO

Rodrigo Espíndola falleció esta madrugada luego de recibir un disparo en el abdomen durante un intento de robo en Monte Grande, donde vivía junto a su esposa e hijo. Todos los integrantes de la familia de Nueva Chicago están de luto. Las instalaciones del club permanecerán cerradas por duelo hasta el lunes y se postergó el partido ante Central Córdoba de Santiago del Estero, que estaba pautado para mañana a las 14.30. 


Pasadas las 22.15 de ayer, Rodrigo Espíndola Estacionó el automóvil en el garage de su casa en en Monte Grande, una localidad del sur del Conurbano. De repente, un delincuente armado se acercó y en un intento de proteger a su mujer y su hijo, el zaguero central de Chicago recibió un disparo en el abdomen. Una vez que los atacantes se escaparon en un rodado, sin llevarse ninguna pertenencia, los vecinos recurrieron al servicio de emergencia, aunque según sus dichos la ambulancia no llegó y el futbolista debió ser movilizado en un patrullero hasta el hospital Santamarina, donde lo intervinieron quirúrgicamente, pero no pudieron evitar el fallecimiento.

El "Rulo", como lo llamaban sus compañeros, se encontraba lesionado en una de sus rodillas, Iba a realizarse una cirugía la próxima semana por una rotura del menisco externo. Sin embargo, unos delincuentes le quitaron la vida a los 26 años. El crimen es investigado por la policía de Esteban Echeverría, que cuenta con un video del hecho, grabado por una cámara de seguridad de una casa aledaña. Desde Expediente Chicago le enviamos nuestras condolencias a su familia, amigos y al plantel del Torito. A la vez reclamamos justicia en su memoria.

-Fotografía: gentileza Mundo Chicago.






Comentarios