JUEGO Y EXPERIENCIA

Marcos Aguirre, mediocampista ofensivo de 32 años, es el segundo refuerzo de Nueva Chicago. Llega desde Atlético Bucaramanga de Colombia, firmó por un año y así el plantel suma un nexo entre el medio y los delanteros para paliar la ausencia de Giménez tras la venta a Talleres de Córdoba. 


A priori, parece una pieza importante para la intención de juego de Damián Timpani. Marcos Aguirre, un mediocampista de buena técnica, pase gol y remate interesante, le dará al entrenador la posibilidad de contar con una variante para su estrategia de tres volantes, integrados por un eje y dos interiores. A los 32 años, el oriundo de Arroyito, Córdoba, se integrará en la generación de juego junto a Federico Fattori y Christian Gómez. Luego de la partida de Nicolás Giménez a Talleres de Córdoba, al plantel le faltaba un nexo entre el medio y los delanteros. Un lugar que podría ocupar, más allá de no destacarse por la efectividad en la red. Este segundo refuerzo continúa la línea del primero, Facundo Pumpido, debido a que son futbolistas que en la previa parecen ser los correctos para este nuevo proyecto.

El Torito será el décimo equipo en la carrera de Aguirre. Surgió en Lanús en 2002, allí se consagró campeón del torneo Apertura 2007 con Ramón Cabrera como entrenador. Luego, le llegó la oportunidad de jugar en el fútbol europeo: fue cedido a Valladolid de España. Durante las dos temporadas en el club del noroeste ibérico tuvo participación y colaboró para lograr el objetivo de quedarse en Primera. Sin embargo, el Granate no quiso transferirlo y volvió al Sur. Ya en 2011 pasó a Arsenal de Sarandí y después a San Martín de San Juan. Volvió a emigrar en 2012 para vestir la camiseta de Nacional de Montevideo, pero no logró continuidad: sólo jugó seis partidos en el plantel que conquistó el torneo uruguayo.

Instituto lo incorporó en la temporada 2012/13 de la B Nacional. Completó 30 partidos, entre ellos los dos contra Chicago, y convirtió cinco goles. Un rendimiento aceptable, que lo hizo acreedor de otra chance en el exterior. Aragua, de la Primera División de Venezuela fue su destino: 33 encuentros y cuatro goles. Volvió a "La Gloria" en el segundo semestre de 2014 para el torneo Transición, en los que participó en 16 juegos -nuevamente enfrentó dos veces al Torito- y metió dos tantos. El 2015 lo encontró en Deportivo Antofagasta de Chile, volvió a mostrar su repertorio: creación, asistencias y buena pegada en los tiros libres. Y este año fichó en Atlético Bucaramanga de Colombia, en el que sólo disputó 13 encuentros con dos festejos. Un inconveniente familiar hizo que debiera regresar a Argentina. Si bien intentó sumarse a Lanús, ante la negativa de Jorge Almirón buscó alternativas y llegó a un acuerdo con el Verdinegro.  


-Autor: Fabián Rodríguez.
-Fotografía: Deportes RCN.com

Comentarios