POR LA PUERTA DE ATRAS

Mauro Gamarra se desvinculó del club, luego de permanecer siete meses sin siquiera ir al banco de suplentes. De esta manera, Chicago acumula su cuarta baja (Giménez, Antar y García) y se podrían ir Guerra -ofrecido a Chacarita- y Schonfeld, quienes no son tenidos en cuenta.


Nunca se supo cual fue el criterio utilizado para incorporar a un futbolista que no había debutado en Primera División. Claro está que el responsable no es el jugador, sino quien lo contrata. Mauro Gamarra llegó a Chicago a fines de noviembre del año pasado, había quedado libre de Independiente y realizó una prueba que fue aprobada por Andrés Guglielminpietro.

El 28 de diciembre firmó contrato por 18 meses y cedió el 50% de los derechos económicos de su pase. Sin embargo, no jugó ningún partido de la B Nacional, es más, ni siquiera integró el banco de suplentes. Sólo disputó algunos encuentros del campeonato de Reserva. Y al terminar el torneo, la subcomisión de fútbol decidió que no formaría parte del ciclo de Damián Timpani. 

Esta semana se desvinculó del Torito, siguió el camino de Gonzalo García. Ahora resta definir el futuro de Alan Schönfeld y Claudio Guerra, quienes no se entrenan con el plantel profesional y deberían rescindir el contrato. El delantero fue ofrecido a Chacarita, que definirá la contratación en las próximas horas. 

-Fotografía: Gentileza de Mundo Chicago.

Comentarios