APROBÓ CON LO JUSTO

A pesar de la floja tarea, Chicago consiguió un empate ante Estudiantes de San Luis gracias a un destello de Gómez que derivó en el gol de Nequecaur. El equipo no tuvo el funcionamiento pretendido por Rondina, pero logró mantener el invicto por su carácter grupal y la jerarquía individual.

Grita y gesticula con furia. No está conforme. Sergio Rondina muestra su enojo y se va directo al vestuario ni bien escucha el pitazo final de Diego Ceballos. Una reacción lógica por el bajo nivel colectivo, muy alejado de sus deseos. Pocos aspectos positivos para resaltar y mucho para corregir luego de la visita en San Luis. Chicago se llevó un punto por la inspiración individual, que se impuso ante la ausencia del circuito de juego.

Una evidencia de la falencia sucedió en el minuto 36, cuando hubo un córner a favor. Gomito jugó en corto y Aguirre no llegó a controlar. Una pérdida de la pelota que marcó lo que el primer tiempo del Verdinegro. Fattori y Marcos, fundamentales en la generación, no se conectaron porque estuvieron imprecisos y sólo creó riesgo a través de un cabezazo de Sainz que Lupardo desvió con un manotazo. Muy poco para un equipo con pretensiones. Sólo se destacaron los movimientos de Nequecaur para pivotear, aunque fue el llanero solitario. Lo buscaron a puro pelotazo. 

La tónica fue correr y cerrar los espacios ante un rival que se diluyó con el transcurso del tiempo. Arrancó de manera incisiva con los desbordes del colombiano Murillo por el lateral derecho, aunque no fueron capitalizados, a pesar de la dinámica de Moreira Aldana y Rodríguez. El Torito supo imponerse en la última línea mediante las buenas coberturas de Ayr, que mostró su mejor versión en el club. 

El segundo período presentó el mismo trámite. Reinaron las imprecisiones y los pelotazos. Poco para destacar, más allá de las subidas de Cardozo y los intentos de Gomito. Debido al desgaste físico y a los cambios obligados por lesiones -dos para equipo- aparecieron espacios sin coberturas. Y fue Estudiantes en que sacó la ventaja inicial: Chironi asistió a Distaulo, que le ganó la espalda a Vivas cuando la defensa dio un paso hacia adelante, luego evadió a Sánchez y festejó su gol.

Chicago no encontraba el rumbo. No tuvo el funcionamiento necesario para imponerse. Sin embargo, cuenta con el mejor jugador de la categoría, Christian Gómez. A los 33', se sacó de encima a un rival y abrió el juego con cara externa para aprovechar la subida de Cardozo, este envió un centro rasante que Nequecaur empujó adentro del arco. Un premio al esfuerzo del 10, que a los 42 años jugó 83 minutos, y también al del 9, de buena actuación. Por ellos, el equipo se trajo a Mataderos un buen punto, mantuvo el invicto del ciclo Rondina (tres victorias y dos igualdades) y sumó 14 de los últimos 18 en juego. Sigue expectante.   

-Autor: Fabián Rodríguez.
-Fotografía: Agencia Nacional de San Luis.

APOSTILLAS

*Fue la primera vez que Chicago jugó en el estadio Juan Gilberto Funes. En la provincia puntana había disputado encuentros en las canchas de Estudiantes y de Juventud Unida Universitario. 

*Alejandro Melo cumplió la fecha de suspensión ante el Verde de San Luis. El delantero del Torito podrá volver a jugar contra Douglas Haig en Mataderos. Caso contrario para Marcelo Cardozo, quien llegó a la quinta amonestación y se perderá el próximo compromiso.

*Nicolás Ayr salió con una contractura en el isquitibial derecho, mientras que Aguirre tuvo una molestia en el tobillo que lo dejará afuera de los próximos dos partidos ante el Fogonero y Villa Dálmine. 

Comentarios