UNIDOS A LA DISTANCIA

Al igual que en 2015 en la cancha de Huracán, Chicago debutará en la Copa Argentina sin presencia de público. Hoy, a partir de las 18, jugará ante Unión de Santa Fe en Banfield por los 32avos de final.


El 26 de marzo de 2015, el Torito jugó ante Defensores de Belgrano de Villa Ramallo en un Tomás Ducó con las tribunas vacías. Aquella vez, el Ministerio de Seguridad determinó que el partido se jugara sin público al asegurar que la fuerza policial de la ciudad no prestaría servicio para acompañar a la hinchada en el trayecto entre Mataderos y Parque Patricios. Un caso de estigmatización. Además, hubo una gran cantidad de efectivos y controles exhaustivos en el ingreso de periodistas y directivos del club del Federal A. Con ese contexto, el equipo de Omar Labruna se impuso 2-1 con goles de Lucas Baldunciel y Ramón Lentini

Pasaron dos años y tres meses, pero la historia vuelve a repetirse. Para las malas noticias, Chicago parece nunca aprender la lección. Sin argumentos sólidos y con explicaciones ilógicas, debutará ante Unión sin la presencia de hinchas en la cancha de Banfield. Un hecho llamativo porque el año pasado, cuando perdió con Santamarina hubo más de 6.000 personas en las tribunas del Florencio Sola. ¿Qué cambió? ¿Cuál es la razón para que no vayan los hinchas? La excusa económica carece de validez.  

A partir de las 18, el equipo tendrá un duelo de relevancia deportiva y económica, ya que al plantel se le adeudan tres meses de sueldos. El ganador de este duelo recibirá $560.000 y jugará ante Lanús en la próxima ronda. El Verdinegro viene de conseguir ante Los Andes, en la República de Mataderos, la primera victoria con Facundo Argüello como entrenador. 

Christian Gómez se recuperó del estado febril que no le permitió jugar contra Los Andes y volverá a la formación titular, en principio, en lugar de Alejandro Aranda. Además, Adrián González podría entrar en la zaga por Matías Valdez, quien volvió a jugar luego de nueve meses y medio de ausencia por una lesión ligamentaria en una rodilla. El equipo formará con: Alejandro Sánchez; Gonzalo Vivas, González, Nicolás Sainz, Juan Monteagudo; Federico Fattori, Axel Juárez, Matías Vera; Alejandro Melo, Maximiliano Brito y Gomito. 

DE CAPA CAÍDA. Cuatro entrenadores tuvo Unión de Santa Fe a lo largo de esta temporada. Leonardo Madelón, Juan Pablo Pumpido, Pablo Marini y dos interinatos de Eduardo Magnín, quien se encuentra al frente de un equipo que cumplió un bajo desempeño en Primera División. Apenas 32 puntos en 30 fechas, producto de ocho triunfos, ocho empates y 14 derrotas. 

Luis Spahn, presidente del Tatengue, se encuentra en la búsqueda de un entrenador para la próxima temporada. Gustavo Alfaro aparece como el principal candidato, aunque también hay chances para Pablo Lavallén y Roberto Sensini, entre otros. Mientras tanto, el equipo santafecino llega a este duelo necesitado de un triunfo para levantarle el ánimo a un plantel que cuenta con seis lesionados: Nereo Fernández, Emanuel Brítez, Nahuel Zárate, Leonardo Sánchez, Diego Villar y Guido Vadalá.

“Trataremos de brindar algunas soluciones. Estamos agradecidos a los dirigentes y nosotros ponemos el pecho. Voy a dar todo para darle una alegría a la gente y terminar el semestre de la mejor manera”, comentó Magnín, quien jugó en Chicago en la temporada 2001/02. Para el duelo  eligió a los siguientes 11: Matías Castro; Brian Blasi, Jonathan Fleita, Rodrigo Erramuspe, Lucas Pruzzo; Lucas Algozino, Santiago Magallán, Mauro Pittón, Bruno Pittón; Lucas Gamba y Jonatan Tarquini.

-Fotografía: Gentileza de Mundo Chicago

Comentarios